Dividido en tres áreas principales, se recomienda realizar el proyecto durante dos cursos de estudios académicos.

La posibilidad de trabajar mientras se estudia es una oportunidad para adquirir experiencia profesional de forma temprana así como para enfrentarse a situaciones complejas que requerirán del aprendizaje de nuevas habilidades y recursos para resolverlas.

Se presentarán ocasiones para conocer y desarrollar las propias capacidades y habilidades, que aporten nuevos puntos de referencia para su futuro profesional.

A lo largo de los dos años que dura el proyecto CET, cada alumna a través del estudio, las horas de trabajo en el CET, las actividades culturales y solidarias y la convivencia alcanzará los objetivos del programa.

ÁREAS DEL PROGRAMA

ÁREA ACADÉMICA Y CULTURAL

El principal objetivo es ofrecer a las alumnas una herramienta que les ayude a mejorar el rendimiento académico. Cada estudiante contará con una asesora que le ayudará a organizar su estudio.
Se establecen los créditos mínimos como condición para continuar con el Proyecto: el 60 % de los créditos matriculados y aprobados en junio.
  • Asistencia a ciclos de tertulias culturales y conferencias
  • Asistencia a ciclo de Antropología.
  • Posibilidad de participación mediante ponencia en el congreso internacional INCONTRO que se celebra anualmente en Roma.
  • Participación en Talentum, plataforma de conocimiento.
  • Visitas a museos, salidas culturales, etc.

COMPETENCIAS Y HABILIDADES PROFESIONALES

Desarrollo de la actividad laboral, por un mínimo de 12 horas semanales
Para desarrollar competencias trasversales- soft skills y hard skills- en un proceso de mejora continua, con un sistema normalizado de evaluación con indicadores llevado a cabo por los mentores de cada CET. Sistema europeo ESCO

Sesiones periódicas en las que se impartirán conocimientos teóricos y prácticos sobre las áreas de desarrollo.
Curso sobre competencias y habilidades profesionales

ENTORNO SOCIAL

  • Atención a personas mayores o sin familia.
  • Clases de apoyo escolar, o para adultos.
  • Atención a personas con discapacidad.
  • Sesiones de formación en el voluntariado.
  • Posibilidad de colaborar en proyectos de ayuda a países europeos.
  • Dedicación de algunas horas a dar clases de formación humana y/o cristiana a niños y adolescentes.