Al finalizar los años de estancia en el CET, las residentes se encuentran más cualificadas y mejor preparadas. Este es uno de los objetivos del programa. Han desarrollado habilidades, aptitudes personales y humanas que las capacitan para afrontar con mayores posibilidades el mercado laboral.

Los objetivos del programa CET son:

  • Complementar la formación académica principalmente a través del trabajo en el área de restauración y hostelería.
  • Cualificar a las alumnas en competencias y habilidades de eficacia profesional, potenciando los hábitos necesarios para desarrollar la iniciativa, la gestión del tiempo y capacidad de organización.
  • Aprender a trabajar en equipo, la comunicación y relación interpersonal, flexibilidad, identificación con la misión y afán de superación, servicio, y liderazgo.
  • Responder a los retos de conciliación de la vida familiar y laboral.
  • Despertar la conciencia social: poner el talento de cada una al servicio de la sociedad.
  • Aprender en el CET lo que después será una exigencia en su vida profesional: conocimiento y resolución de problemas, aportar ideas y experiencias, incidir en la sociedad.
  • Impulsar el emprendizaje y fomentar la autonomía y la toma de decisiones, la responsabilidad y la creatividad.